¿Cómo retar a próximos profesionales a usar el Marketing en Facebook como una herramienta para emprender y no solo como hobbie? ¿Cómo capturar y mantener su atención en el mensaje que tenía para compartirles?

Una respuesta marketiniana me llegó a la cabeza: “con un contenido interesante y que despierte su curiosidad y las ganas por aprender”. Y así me lo tomé.

Entré a la sala de informática de la Universidad de San Buenaventura Cali y noté el ambiente relajado y lúdico de los estudiantes de octavo semestre de Ingeniería Multimedial. Todos jugaban o navegaban en Internet a sus anchas, sin mucho interés por lo que iba a ocurrir. Me presentaron, los conocí a todos por su nombre y quise saber qué los motivaba a estar allí. Luego los incomodé:

“No vine a hablar de likes, de memes ni de seguidores en Facebook. (Todos sonrieron) Vengo a hablarles sobre cómo pueden usar el Marketing en Facebook para sus emprendimientos y negocios personales”

Rápidamente surgió la primera intervención. Una chica opinó: “Soy administradora de una fan page, publico contenidos sobre nuestro grupo de teatro, pero no tengo idea de cómo hacer Marketing en Facebook”. Les compartí una serie de aplicaciones prácticas e ideas sobre el potencial e impacto que puede generarle el Marketing en Facebook a su grupo de teatro. Y allí entramos en confianza todos.

Una clase para aprender sobre Marketing en Facebook

La clase de dos horas se convirtió en un espacio ameno con ejemplos, preguntas y risas sobre sus intentos fallidos por hacer Marketing en Facebook. Hablamos sobre cómo ponerse objetivos en Facebook, definir bien los perfiles de sus clientes, cómo estructurar campañas e incluso, posibles modelos para cobrarles a sus potenciales clientes. Disfrutamos también del silencio que implica no poder contestarnos algo con precisión en el momento. Intercambiamos aprendizajes: compartí mis conocimientos sobre Marketing en Facebook y aprendí de ellos que vale la pena arriesgarse, curiosear y descubrir algo nuevo en lo que creíamos ya muy conocido, para lograr nuevas cosas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn